Especialistas en Plataformas de Pago

  • Simulación de cualquier canal origen de transacciones.
  • Ejecución simultánea de varias pruebas de carga.
  • Controles de velocidad y duración de envío.
  • Envío manual para pruebas específicas y de regresión.
  • Análisis de resultados.
  • Tiempo de respuesta del Switch y autorizadores.
  • Disponibilidad del servicio en general y a nivel de comunicaciones.

AUTORIZA7® proporciona un completo conjunto de herramientas que permiten medir el desempeño de los sistemas transaccionales en línea; para realizar estas mediciones se utilizan las metodologías de pruebas de carga, pruebas funcionales y de regresión. Conocer el desempeño de los sistemas en línea es un insumo crucial para la toma de decisiones respecto capacidad actual y futura de los recursos de hardware y de software.

 

Pruebas de carga

 

Mediante las herramientas para pruebas de carga suministradas por AUTORIZA7® se puede someter a estrés al componente de switch AUTORIZA7®, así como a los diferentes autorizadores en línea con los que el switch interactúa, incluyendo a los autorizadores de Stand-In disponibles y los nuevos autorizadores que la entidad esté en proceso de implementar. Dentro de este contexto las herramientas suministradas le permiten detectar cuellos de botella y fallas de desempeño en los componentes de comunicaciones.

 

Con los datos obtenidos mediante estas pruebas de estrés se detectan y corrigen fallas del procesamiento y se afina la configuración del switch AUTORIZA7® y los recursos de hardware para un óptimo desempeño. La solución permite predecir el momento y magnitud de los crecimientos de recursos de hardware.

 

Pruebas de regresión y pruebas funcionales

 

Dado que una de las principales causas de incidencias en producción es la aplicación de cambios de software o de hardware que afectan lo que ya venía funcionando bien, las herramientas de AUTORIZA7® permiten simular el comportamiento de todo el sistema en un entorno lo más similar posible al real de producción con el fin de verificar que el cambio aplicado no deterioró el desempeño completo del sistema. En el caso de la implementación de nuevas funciones las herramientas provistas permiten agilizar el “time to market”.