Especialistas en Plataformas de Pago

  • Administración del entorno físico.
  • Administración de llaves.
  • Funciones financieras clásicas (PIN, CVV, CVV2, CVC, CVC2) y de EMV.
  • Manejo de llaves derivadas únicas por transacción (DUKTP).
  • Acceso concurrente desde múltiples aplicaciones.
  • Posibilidad de habilitar sistemas externos para hacer uso del servidor criptográfico.

La protección y seguridad de su información y la de sus clientes, en un mundo cada vez más globalizado y donde el intercambio de datos es cada vez más constante, con nuevas tecnologías y normativas emergiendo rápidamente, obligan a que las empresas deban dedicar a la protección de la información, mayores recursos técnicos y personal altamente calificado en el manejo de sistemas complejos de criptografía, lo cual suele significar un gran costo, mayores tiempos de implementación de funcionalidades seguras y esfuerzo constante para las entidades.

 

Los retos son amplios y variados, van desde la validación de la autenticidad del cliente y el intercambio seguro de mensajes transaccionales, hasta la protección de documentos mediante firmas digitales, protección anti clonación de las tarjetas de banda y circuitos integrados, así como las pautas y estándares para garantizar la seguridad de la información de las cuentas y claves de los tarjeta-habientes mediante la implantación de normas como PCI y tecnologías emergentes como uso de llaves derivadas únicas por transacción (DUKPT).

 

La problemática no solo es compleja por la amplia funcionalidad que se debe cubrir, sino que la entidad financiera debe aplicar esa capacidad en todos los módulos de sus sistemas informáticos centrales, así como también proveer los servicios criptográficos requeridos por los canales (ATMs, POS, kioscos) con las redes y franquicias.

 

Para abordar esta problemática, muchas entidades a pesar del elevado costo operativo y financiero, recurren al viejo esquema de llenar su centro de cómputo de cajas criptográficas (HSM) externas y realizar además fuertes inversiones en implementar interfaces entre los módulos de sus sistemas informáticos centrales y estas cajas, donde además, deben incluir en cada módulo y sistema propio piezas de software para la administración de las llaves de trabajo.

 

Para afrontar y facilitar la solución a estos retos y los requerimientos propios de cada negocio, CLAI provee el Robusto Servidor Criptográfico Empresarial, en un entorno de disponibilidad continuada y segura, optima velocidad de proceso y amplia escalabilidad explotando las laureadas capacidades de la plataforma IBM® Power, que en conjunto con una solución fuerte, segura y adaptable, de alto desempeño y completa cobertura funcional, integra el hardware criptográfico con el software de administración, simplificando la entrega de toda la funcionalidad requerida por las empresas para obtener los servicios criptográficos necesarios en cada sistema y módulo de su organización.

 

Los principales criterios de éxito del Servidor Criptográfico Empresarial, para las entidades que lo utilizan, son:

 

  • Proveer todos los servicios criptográficos en un solo sistema, evitándole llenar su centro de cómputo de cajas HSM externas de modelos variados y tener que estar verificando que las cajas le soportarán el crecimiento y las intermitencias de servicios del negocio (picos máximos de utilización de servicios) y los constantes cambios de estándares y normativas.
  • Incorporar todas las herramientas de administración del entorno físico, llaves maestras, llaves de trabajo y procesos operativos, evitando que el negocio deba construir en cada módulo o sistema central propio, piezas de software redundantes, que es lo que sucede cuando se utilizan las clásicas cajas criptográficas externas.
  • Facilidad y flexibilidad de uso sin precedentes para que sus sistemas centrales y módulos adyacentes puedan acceder a los servicios criptográficos gracias a que se proveen múltiples opciones de protocolo de comunicación y mensajería óptimamente simplificada.

 

Con la liberación constante de actualizaciones, CLAI garantiza que las últimas mejoras tecnológicas, funcionalidades y normativas son explotadas y entregadas a las empresas para su utilización y cumplimiento.

 

En un clic